Caso Gubler

Impensable !! Francisco Pérez-Bannen interpretará a “Ramiro Opazo”, un detective inspirado en torturador Nelson Lillo (Fuente: Terra).

Nelson Lillo, Héroe?  Qué pasa con Canal 13?

 

LG

Luis Gubler Díaz con su hijo mayor

 

Luis Gubler Díaz fue detenido el 26 de Febrero de 1982 en virtud de un Decreto Exento emitido por el Ministerio del Interior, escasas horas de ocurrido el asesinato del dirigente sindical Tucapel Jiménez (asesinado por la Dirección de Inteligencia Nacional del Ejército), esgrimiendo su posible participación en los “Crimenes de Viña“. El “Decreto Exento” había sido hasta ese momento una herramienta muy utilizada por la Dictadura Militar para “detener” a opositores al régimen, o armar operaciones de “montaje”, sin tener que recurrir a los Tribunales de Justicia. Nunca hubo una orden de detención emitida por algún Tribunal de Justicia en contra de Luis Gubler Díaz. Durante su detención en el Cuartel de Investigaciones de Limache Luis Gubler Díaz fue torturado por cinco días seguidos por funcionarios de Investigaciones liderados por Nelson Lillo. Una vez entregado a los Tribunales de Justicia, y dada la inexistencia de pruebas reales (*), Luis Gubler Díaz fue dejado en Libertad Incondicional por falta de méritos el día 8 de marzo de 1982, diez días después de su “publicitada” aprehensión”.

“Su detención se produjo inmediatamente después de la muerte de Tucapel Jiménez. Se ha especulado en algunos medios que habría relación entre ambas cosas. Que con su detención se habría querido arrojar una cortina de humo a ese asesinato” (Revista Qué Pasa, N° 572, semana del 25 al 31 de marzo de 1982).

(*) El Informe Balístico de Investigaciones invocado como principal justificación para su detención, fue “emitido” (fabricado) 5 días después de su aprehensión. Mientras que el Informe Balístico Militar dio Negativo para su Arma.

En una de sus declaraciones judiciales prestada el día 8 de diciembre de 1982, Luis Gubler Díaz hizo un relato de las torturas a que fue sometido durante el período de permanencia en el cuartel de Limache de Investigaciones: “lo primero que me hicieron fue hacer un simulacro de ajusticiamiento. Posteriormente, fui objeto de numerosas torturas, aplicación de electricidad en los testículos, introducción de agua por las narices, teniendo la boca tapada, golpes de diversos tipos y fue tal la presión de que fui objeto siendo amenazado con llevarme esa noche a algún lugar apartado “vestido de sicópata” para ser ejecutado de un balazo dando a entender de que había sido sorprendido en el acto…me ponían electricidad para que dijera que el revólver estaba disparado y otras cosas, debo decir que con este tratamiento estuve cinco días en que no pude dormir o mejor dicho no me dejaron dormir… La persona que me golpeaba era Nelson Lillo. Ratifico mi declaración como allí se lee”.

En entrevista al diario La Tercera Luis Gubler Díaz declaró “qué me va a hablar de torturas, si yo las pasé todas…Mire mis manos -indicó la zona carpiana entre el pulgar y el dedo índice- las tengo insensibles…Me quedaron así luego que me tuvieron amarrado y colgando de pies y manos de una barra…”.

Para estos efectos es determinante el informe médico que consta en el expediente judicial.

Luis Gubler Díaz falleció el día 23 de abril del año 2005, a la edad de 62 años, producto de un cáncer al pulmón.

Enlaces Externos